Blog

¿Tomar o no tomar el sol?

¿Sabías que la comida no fue diseñada para ser nuestra principal fuente de vitamina D? La luz solar lo fue. Lo creas o no, la vitamina D se produce debajo de la piel cuando nos exponemos a la luz del sol, los alimentos que contienen esta vitamina son muy pocos. El cáncer de piel es una preocupación al tomar los rayos del sol, entonces ¿Cómo balanceamos nuestra exposición de una manera saludable?

Actualmente usamos ropa, trabajamos, jugamos en interiores y nos cubrimos del sol usando bloqueador. El problema con el bloqueador es que también bloquea la producción de vitamina D y esto nos puede llevar a una deficiencia. Esta primavera, evita tomar el sol entre las 10am y 4pm, ya que los rayos del sol son más directos y es cuando somos propensos a quemarnos, por lo que tomar el sol muy temprano por la mañana o al atardecer es lo ideal. Según la OMS, salir al sol de 5 a 15 minutos de 2 a 3 veces a la semana, es suficiente para obtener sus beneficios. Es importante no usar bloqueador en la mayor parte de tu cuerpo o ropa sobre tu piel, ya que esto evitará la producción de vitamina D. Si tienes manchas en tu rostro, puedes protegerlo con bloqueador o sombrero, y exponer gran parte de tu cuerpo, aún así podrás absorber los rayos.

La vitamina D no solo se utiliza para absorber calcio y mantener huesos fuertes; en los últimos años se ha visto que gente con enfermedades del corazón, diabetes, depresión, osteoporosis, enfermedades autoinmunes y algunos tipos de cáncer, también tienen bajos niveles de vitamina D, por eso es importante asegurarnos que nos exponemos lo suficiente a la luz del sol.

Los niveles adecuados de vitamina D, pueden evitar algunas enfermedades:

  • Depresión: La luz solar y la oscuridad disparan la liberación de hormonas en el cerebro. La exposición al sol incrementa la liberación de una hormona llamada serotonina, que mejora el humor, ayuda a calmarnos y a enfocarnos. Sin la exposición al sol, tus niveles de serotonina pueden caer y esto se asocia con con depresión.
  • Falla cerebral: Varios desórdenes neurológicos se asocian con falta de vitamina D como demencia.
  • Cáncer: La vitamina D es funciona como una hormona por lo que regula el crecimiento celular y su proliferación. Niveles adecuados de ella, pueden prevenir el crecimiento de células anormales.
  • Enfermedades Cardiovasculares: Niveles adecuados de vitamina D, ayudan a que los vasos sanguíneos se hagan más elásticos y a reducir grasa en la sangre.

Si te habías preguntado por qué en la primavera muchas personas son más felices, ahora tienes la respuesta. Todo se trata de medida para tener todos los beneficios del sol.