Blog

PUNTOS NEGROS: ¿QUÉ SON Y CÓMO ELIMINARLOS?

Índice


PUNTOS NEGROS: ¿QUÉ SON Y CÓMO ELIMINARLOS?

Todos alguna vez hemos vivido la terrible experiencia de un punto negro. Es un problema que atañe a casi todas las personas; aparecen a partir de la adolescencia y en algunos casos suelen mantenerse hasta la tercera edad. Es una de las imperfecciones más odiadas por hombres y mujeres de todo el mundo después del acné. 

Aquí te contaremos todo lo que debes saber sobre los puntos negros

Cada persona es propensa en diferente medida a la obstrucción de las glándulas sebáceas por el exceso  de grasa. El sebo es  un complejo de materiales grasos y puede solidificarse, como  la mantequilla cuando es refrigerada. Esta solidificación forma el punto negro en el folículo

Los puntos negros pueden aparecer en cualquier parte de la cara y el cuerpo. Son más notables en personas con condiciones de acné y adultos mayores que han descuidado su piel durante mucho tiempo. 

Los puntos negros pueden aparecer en cualquier tipo de piel, pero son más frecuentes en situaciones como las mencionadas anteriormente. Muchos de nosotros somos conscientes de estas lesiones y más de alguna vez hemos intentado extraer los puntos negros nosotros mismos.


¿QUÉ SON LOS PUNTOS NEGROS?

Los puntos negros son un tipo de comedón abierto y son considerados como lesiones oscuras que contienen material graso compactado alrededor de la glándula sebácea que la  obstruye. La grasa y las células acumuladas tienen contacto con el aire del medio ambiente y por consiguiente la grasa y la melanina de las células muertas de la piel se oxidan y se vuelven negras o a veces amarillentas. 


Los puntos negros son una característica del acné leve, pero  pueden aparecer sin otros signos de acné. La acumulación de estas células más la cantidad de sebo que las va cubriendo forman un cúmulo de grasa que con el tiempo se va endureciendo y oxidando.


¿CÓMO IDENTIFICAR LOS PUNTOS NEGROS?

1.- Aparecen como un pequeño punto muy oscuro lleno de grasa.
 
2.- Se localizan principalmente en la zona T, pero pueden aparecer en otras zonas.
 
3.- Los puntos negros no son inflamatorios, lo que significa que no están infectados y no causarán dolor ni molestias de la misma manera que los granos y las pústulas.
 
4.- Los puntos negros tienen una textura elevada, pero son más planos que los barros.

5.- El tono negro de los puntos negros crea un efecto visual de mancha extendida.


¿POR QUÉ SALEN LOS PUNTOS NEGROS?

Los puntos negros aparecen en tu piel por una condición llamada hiperqueratosis de retención, una causa  hereditaria que se refiere a la tendencia de las células muertas de la piel (corneocitos) al no desprenderse de manera regular y uniforme. 

Cuando se tapan los poros por el efecto de la no descamación de las células muertas, estas células se quedan en los poros abiertos y reaccionan con el oxígeno del aire y se vuelven negras, formando un punto negro

Estas células contienen una versión oxidada de melanina, un pigmento oscuro producido por las células en la piel, lo que les da ese aspecto negro sobre la superficie. 

Esta condición a menudo se confunde con la falta de limpieza de la piel o el rostro, pero el desarrollo de puntos negros no está relacionado con  ausencia de higiene. De hecho, muchos de nosotros en un intento de eliminarlos recurrimos al lavado excesivo o exfoliación agresiva, lo cual empeora esta condición.

De manera general los puntos negros aparecen con mayor frecuencia en la cara, la espalda, el cuello, el pecho, los brazos y los hombros; ya que es en estas zonas donde hay más folículos pilosos en la piel que en otras áreas.


5 FACTORES QUE PROMUEVEN LA APARICIÓN DE PUNTOS NEGROS

1.- La edad y los cambios hormonales: al igual que otros síntomas del acné, los puntos negros son más comunes durante la pubertad y adolescencia. El cambio de los niveles hormonales desencadena un aumento en la producción de sebo. A pesar de eso, pueden aparecer a cualquier edad. 
2.-Tapar o bloquear tu piel: usar ropa muy apretada o artículos que tapan tu piel o se ajustan mucho a tu cuerpo pueden ser detonantes para la acumulación de las células muertas y por consiguiente la aparición de puntos negros

Evita usar bandas para el cabello que abarquen hasta la frente. El uso de camisetas o ropa interior muy ajustada puede llevarte a tener puntos negros en zonas muy incómodas.
3.- Algunas condiciones de salud: es importante que conozcas tu piel y el resto de tu cuerpo, ya que algunas condiciones adicionales pueden generar la aparición constante de puntos negros, tales como el estrés, el síndrome de ovario poliquístico (PCOS) y el síndrome premenstrual (PMS).
Siempre es recomendable mantener una excelente rutina de limpieza y cuidado personal. Si padeces de algún síndrome confirmado, sigue la recomendación de tu médico o especialista al pie de la letra.

4.- Medicamento: algunos medicamentos son estimulantes de la renovación rápida de las células de la piel o promueven la descamación de la misma. Tal es el caso de los estimulantes del crecimiento del vello y peróxido de benzoilo.

5.- Tocarlos: evita la mala práctica de apretar, exprimir o extraer los puntos negros, incluso con un removedor de espinillas de metal, ya que esto puede irritar la piel y empeorar el problema. De necesitarlo, visita a un profesional de la salud. Muchas veces, cuando intentamos hacerlo en casa el punto negro termina contaminado de bacterias, que a los pocos días crea un absceso inflamado, rojo y muy doloroso.


¿CÓMO EXTRAER LOS PUNTOS NEGROS?

En los últimos años, ha existido un aumento de productos, tanto de aplicación cosmética, así como aparatos, que nos prometen retirar los molestos puntos negros.

Los  cosméticos más relevantes en los últimos meses son las máscaras tipo peel-off, que se aplican de manera líquida y son retiradas al secarse, de manera que crean una película sobre la piel. También existen tiras que se aplican sobre la nariz, que para que sean retiradas, deben ser jaladas fuertemente para sacar la materia grasa de los poros.   Igualmente han aparecido herramientas de extracción que prometen poros limpios y fundamentan su efectividad en ondas ultrasónicas o generan vacío para extraer el punto negro

Aunque las tiras y mascarillas peel-off pueden ayudar a reducir el exceso de suciedad de los poros, también pueden eliminar elementos que realmente ayudan a tu piel. Es decir, aceites naturales que protegen la piel y los folículos capilares. Eliminar estos elementos básicos puede hacer que tu piel se seque, irrite e incluso sensibilice. 

Cuando se produce irritación, las glándulas sebáceas pueden entrar en modo de supervivencia y producir aún más sebo, lo que resulta en más puntos negros.

Otros métodos de extracción incluyen herramientas de metal o plástico de grado profesional, éstos supuestamente pretenden eliminar puntos negros que obstruyen el poro sin dañar la piel. Sin embargo, la palabra clave aquí es: uso profesional.

Estas herramientas son utilizadas por dermatólogos que tienen años de formación, que cuando son usadas por manos novatas, los instrumentos de extracción pueden convertirse en una fuente de daños, manchas, heridas e incluso cicatrices.

Sabemos que es muy tentador ver ese punto negro, espinilla o barro sobre nuestra piel y pareciera que es una invitación irresistible a deshacerse de él. Sin embargo, rascar, reventar o exprimir cualquier forma de acné se considera fuera de los límites y no es aconsejable hacerlo.

Pero seamos honestos, finalmente lo harás tarde o temprano. No podrás resistirte a exprimir esa masilla negra en tu nariz o frente Y como sabemos que lo harás, preferimos guiarte para disminuir este problema.


4 PASOS PARA EXTRAER UN PUNTO NEGRO

1.-Lava tu rostro y desinfecta tus manos: este paso es absolutamente importante para prevenir la propagación de la infección en la dermis, la capa de la piel donde las bacterias pueden quedar atrapadas fácilmente. De ser posible usa guantes de látex si los tienes y desinfecta tus manos con gel antibacterial para para disminuir  un mayor riesgo de infección.

2.- Presiona alrededor del poro obstruido: mueve tus dedos hacia adelante y atrás alrededor del poro obstruido. Recuerda que estarás tratando de extraer un bloqueo intacto de sebo seco y células muertas de la piel. Es posible que necesites experimentar con diferentes niveles de presión y  posiciones con tus dedos. No presiones con tanta fuerza para evitar cortar o lastimar la piel.

3.- Siente la obstrucción salir: si no puedes eliminar la obstrucción a través de los pasos anteriores de manera fácil, es posible que debas darle a tu piel algo de tiempo para que se recupere  y asistas con un profesional.

4.- Limpia el área: si lograste retirar el punto negro con éxito y de manera fácil, ahora vuelve a lavar tu piel para eliminar bacterias dañinas, lo cual ayudará a mantener tus poros lejos de infecciones.


¡PRECAUCIÓN! Si notas que necesitas mucha presión para extraer el punto negro o llegaste incluso a sangrar por la fuerza ejercida...¡detente! Como ya te recomendamos anteriormente, visita a un especialista para realizar la correcta remoción de los puntos negros. Recuerda que una mala técnica o el incorrecto uso de productos o aparatos puede llevarte a crear malestares que generan cicatrices o manchas sobre tu piel.


5 COSAS QUE DEBES EVITAR

1.- Vapor: se ha recomendado durante mucho tiempo que realizar baños de vapor o usar equipos vaporizantes, como tratamiento para los puntos negros, creyendo que el vapor "abre los poros". Sin embargo, no hay evidencia de que esta técnica tenga resultado alguno, incluso algunas personas encuentran que empeora su situación.  

2.- Exfoliar: el problema podría empeorar. Frotar con partículas físicas no elimina el sebo interno acumulado en los poros. Como consecuencia provoca una irritación importante de las glándulas sebáceas y se ven obligadas a trabajar más duro para reemplazar el sebo, lo que provoca más bloqueos y el riesgo de acné inflamatorio. El uso de exfoliantes caseros a base de bicarbonato, sal o azúcar puede crear una sensibilización importante en tu piel, incluso irritarla a tal grado de crear una dermatitis atópica

3.- Succionadores: son aparatos que crean vacío y que literalmente succionan tu piel para sacar la grasa de los poros. También existen tiras de eliminación o mascarillas peel-off, las cuales deben usarse con precaución, ya que pueden irritar y dañar tu cutis si se usan incorrectamente. 

Cientos de casos rondan en internet sobre malas experiencias con estas técnicas y aparatos, donde quienes los utilizaron tuvieron como resultado una piel irritada y lastimada. Nosotros no sugerimos el uso de estas técnicas a menos que sea de la guía de expertos.

4.- Maquillaje: ocultar esta condición parece la solución más fácil, rápida y aparentemente la más barata. Lo cierto es que el uso de cosméticos solo provoca que las glándulas sebáceas se sigan sobreestimulando y se mantengan obstruidas.  

Incluso muchas veces desconocemos la verdadera formulación del maquillaje y pasa con aquellos que se dicen ser libres de aceite mineral y contienen ingredientes naturales altamente oclusivos, tal como el aceite de coco

Los puntos negros son glándulas abiertas que si aplicamos productos que las obstruyan podremos desencadenar retención de bacterias y la aparición de acné que pudiera llevarnos a una forzosa visita médica y tal vez al uso de medicamentos; que en definitiva serán más costosos que cualquier maquillaje antes usado. 

5.- Tratamientos caseros: el uso de mascarillas caseras a base de jitomate, limón con bicarbonato o incluso de frutos como papaya o piña, pueden lastimar tu piel por acción química más de lo que pudieran mejorar tu condición. Algunas veces esta estimulación química de las glándulas sebáceas las induce a mayor producción de grasa


¿CÓMO EVITAR QUE VUELVAN LOS PUNTOS NEGROS A TU VIDA?

1.- Limpia: busca aquellos productos de limpieza que estén libres de jabón, pero elaborados con sustancias surfactantes como sarcosinato, olefina, coco betaína o glucósidos. Evita cualquier limpiador que haga que tu piel esté demasiado seca, como aquellos formulados a base de lauril sulfato de sodio (LSS) o con fragancias que pueden crear sensibilidad en la piel. Procura que el producto limpiador tenga extractos naturales hidratantes como aloe vera. Si bien es importante secar la piel --al disminuir la producción excesiva de aceite-- frotar demasiado puede empeorar las cosas debido a la estimulación por fricción. Te sugerimos secar tu rostro aplicando una pequeña presión sobre tu cara para que la toalla absorba de manera suave el agua en exceso.

Reduce el exceso de sebo de tu piel
con Puro Vera de Nuda Est

 

Puro Vera



 

2.-Hidrata: las pieles grasas se llevan bien con productos a base de agua que aportan hidratación intensa a la piel. Una buena hidratación mantendrá los niveles de producción de sebo controlados, recuerda que un exceso de grasa es inducido para retener agua en la piel. Si mantenemos una buena cantidad de agua en nuestra piel, muy probablemente reduciremos el sebo en nuestro rostro.

Te recomendamos productos con una proporción de agua notablemente mayor en comparación con la fase grasa. Este tipo de productos son los favoritos de pieles jóvenes o con alguna característica como seborrea o acné; los puedes encontrar como sueros, geles o cremas-gel

Visualmente los identificarás por su apariencia de gel o gelatina que al contacto con la piel, se funden rápidamente con una textura típica de agua. Busca ingredientes solubles en agua pero altamente hidratantes, como el ácido hialurónico vegano, vitamina B5, niacinamida, sales de zinc y fermentos biotecnológicos, que ayudan a tu piel a retener agua con un efecto mate, no graso ni pesado sobre tu piel. 

Este tipo de componentes también dan un efecto astringente en nuestra piel, es decir, ayudan a retrasar la producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas. Estos productos los puedes encontrar regularmente como sueros concentrados que aportan una importante concentración de activos potentes que retienen agua de manera efectiva en tu piel.

Hidrata tu rostro con Water Tank


 

3.- Protege: este paso es uno de los más esenciales que debe estar presente en todas las rutinas de cuidado personal sin importar el tipo de piel que tengas

Para pieles grasas te recomendamos buscar protectores de efecto mate y que pueden ser físicos o químicos. Los protectores físicos tienden a dejar rastro blanco sobre la piel conforme incrementan su nivel de protección solar, pero son más tolerados por pieles reactivas; mientras que los protectores químicos son transparentes y suaves al tacto.  Sin importar qué tipo de protector decidas elegir, siempre procura que su nivel de protección sea por lo menos de FPS 40 y un ideal de FPS 50+

Existe también la protección ante agentes invisibles como la radiación infrarroja, luz azul y contaminación ambiental. Este tipo de radiación daña nuestra piel al crear especies reactivas de oxígeno en la superficie de la piel dañando células y procesos enzimáticos ideales en una piel saludable. 

Estos productos no son comunes en México pero valen la pena una vez que los encontramos. Estos artículos suelen estar compuestos por ingredientes biotecnológicos o derivados naturales concentrados de frutos o vegetales como la manzana, jengibre, trigo y cebada que se han identificado tienen acción contra radicales libres y captación de metales pesados típicos de la contaminación ambiental por smog y emisiones industriales.

Protege tu piel con 3 Blocks de Nuda Est





4.- Descansa: dormir lo suficiente y evitar el estrés también puede ayudar, ya que la tensión constante puede desencadenar la producción de sebo. El ejercicio puede ayudar a reducir el estrés y conciliar mejor el sueño durante la noche. Cuando nos ejercitamos, nuestro cuerpo libera sustancias como la dopamina y serotonina que ayudan a un mejor descanso por las noches.


5.- Aliméntate: existen infinidad de estudios que nos hablan de la relación que existe entre una mala alimentación y las enfermedades. Una mala alimentación contribuye a desbalances hormonales que causan acné y desequilibrios en la piel. En cambio, una dieta más balanceada y basada en alimentos frescos e integrales contribuye tanto a la salud general como a la salud de la piel.


4 DATOS CONCLUYENTES SOBRE LOS PUNTOS NEGROS

1.- Los puntos negros están hechos de sebo atrapado y melanina oxidada.

2.- Tocar o frotar los puntos negros puede empeorarlos.

3.- Los productos a base de aceite, los ambientes húmedos, la ropa ajustada y otros productos para la piel que contengan alcohol solo empeoran el problema de los puntos negros.

4.-Los puntos negros tienden a aparecer cuando las hormonas conducen a una mayor producción de sebo; ya sea durante la adolescencia o cerca del periodo menstrual.


FINALMENTE RECUERDA QUE...

Los puntos negros pueden formarse fácilmente a partir de la acumulación de grasa y células de la piel, y puede ser frustrante mantenerlos a raya. Procura seguir una buena rutina de cuidado de la piel con la limpieza, hidratación y protección adecuada

Agregar algunos pasos adicionales a tu rutina de cuidado personal puede ayudar a evitar que regresen los puntos negros al incluir ingredientes como niacinamida, ácido salicílico o alfa hidroxiácidos (AHAs) de origen frutal

No confíes en remedios milagrosos, equilibrar tu piel y tu estilo de vida es la clave para resultados duraderos.