Blog

TIPOS DE PIEL Y CÓMO IDENTIFICARLA

 

Aunque todo nuestro cuerpo está cubierto por piel, no se presenta igual en todas las áreas. La piel del rostro es, además de las manos, la zona del cuerpo más expuesta al medio ambiente y también es la parte que más refleja nuestra individualidad, es decir, el estado de ánimo y salud, así como la edad y muchas veces, los hábitos que tenemos.

La piel del rostro tiene las mismas funciones que la del resto del cuerpo, pero algunas de sus características son particulares. La piel de la cara tiende a ser más delgada a nivel de la epidermis (segunda capa de la piel), tiene una mayor cantidad de glándulas sebáceas y es más vulnerable al envejecimiento, por esa razón cuando nos referimos a tipos de piel, nos enfocamos en la piel del rostro.

La piel de las personas cambia a través del tiempo debido a ciertos factores tales como hormonas, enfermedades, clima, exposición a rayos UV, dieta, estrés, entre otros. Es por esa razón que tu tipo de piel podrá no ser siempre el mismo. 

Te puede interesar: 9 factores que pueden dañar tu piel

 

Aunque la piel de cada persona es diferente, en términos generales se puede agrupar en 4 tipos: 

TIPOS DE PIEL

Piel Grasa

Se distingue por el brillo que la grasa provoca en el rostro. Aún después de haber lavado la cara, la grasa tiende a regresar debido a que este tipo de piel produce más sebo que otros tipos. La piel puede estar engrosada y acompañada de poros o vasos sanguíneos visibles. En ocasiones, el exceso de grasa tapa los poros y deja la piel propensa a puntos blancos inflamados y a diversas formas de acné. Esta condición se puede desencadenar por genética, alteraciones hormonales, medicamentos, estrés, dieta y uso de cosméticos que desequilibran el manto ácido y tapan los poros. 

Tips: 

  • Evita productos y rutinas que eliminen o sequen la grasa, de manera agresiva y te hagan sentir la piel jalada y acartonada, pues solo estimularán la producción de más sebo en tu piel. 
  • Realiza una buena limpieza del rostro 2 o 3 veces al día para eliminar exceso de lípidos. Así que evita productos como jabones que tengan un pH muy alcalino, champús o limpiadores que contengan lauril sulfato de sodio (LSS). 
  • Hidrata la piel con algún gel o suero, el ácido hialurónico, los fermentos biotecnológicos por bacterias, sales de zinc o niacinamida son ideales para ti.
  • Aplica un protector solar en gel formulado especialmente para piel grasa. 
  • Busca bloqueadores de contaminación y luces infrarrojas y azules a las que estamos expuestas por el uso continuo de las pantallas digitales.
  • Evita el exceso de maquillaje.
  • Evita el uso de aceites esenciales y fragancias por su capacidad sensibilizante. 

Piel Mixta

Este tipo de piel normalmente presenta grasa en la frente, mentón y nariz, pudiendo presentarse tanto piel normal como resequedad en la zona de las mejillas y el contorno de los ojos.

La piel mixta puede mostrar poros agrandados en algunas zonas, así como impurezas, razón por la cual suele confundirse con la piel grasa. Las causas para esta condición son la hiperproducción de sebo en las zonas grasas y un déficit de lípidos en las áreas secas. Los detonantes de la piel mixta o desequilibrada incluyen el uso inadecuado de productos faciales, el ambiente climatológico, cambios hormonales, medicamentos, dieta y altos niveles de estrés.

Tips: 

  • Si tu piel es mixta asegúrate de tener una rutina de cuidado que equilibre tu piel sin resecar todavía más tus zonas secas o poner más lípidos en tus áreas grasas para ello.
  • Realiza una buena limpieza del rostro 2 o 3 veces al día para eliminar exceso de lípidos al evitar productos como jabones por tener un pH muy alcalino, que desequilibra aún más la piel mixta. Evita usar productos con lauril sulfato de sodio (LSS)
  • Aplica productos a base de agua pero altamente hidratantes para equilibrar ambas zonas de tu piel. Busca hidratantes como films moleculares o fermentos por bacterias,  ácido hialurónico vegano, sales de zinc y péptidos.
  • Aléjate de los aceites esenciales y las fragancias por su capacidad sensibilizante.
  • Usa cremas ligeras si tienes zonas muy secas a base de escualanos y aceites ricos en ácido linoleico.
  • No olvides hidratar la zona de los párpados.

  • No olvides usar bloqueador solar todos los días y protégete con sueros específicos para la contaminación ambiental y la luz azul a la que estamos expuestos por las pantallas digitales.

 

 

Piel Seca

Este tipo de piel produce menos sebo que el resto y se caracteriza por ser opaca, delgada y propensa a arrugas prematuras. En casos más graves se siente áspera, así como puede presentar sensibilidad, escamarse y picar. La piel con esta condición pierde ácido hialurónico y le resulta difícil retener  humedad

La piel seca es común y también se le conoce como xerosis, existen grados y tipos que no siempre se pueden distinguir claramente. Cuando la piel seca no se cuida adecuadamente el estiramiento puede ser doloroso y con arrugas profundas. Algunos detonantes pueden incluir la edad, el uso inadecuado de productos faciales, falta de humedad en el ambiente, cambios hormonales, medicamentos y estrés. Un buen cuidado de la piel seca puede ayudar a que tenga mayor flexibilidad y un aspecto juvenil por más tiempo.

 

Tips:

  • Si tu piel es seca requiere  de hidratación y humectación todos los días. Realiza limpieza con productos que tengan un pH compatible con tu piel y evita jabones comunes que contengan lauril sulfato de sodio (LSS).
  • Evita lavar tu piel con agua caliente.
  • Dale a tu piel la hidratación necesaria después de cada lavada con ingredientes capaces de penetrar en diferentes capas de la piel, como coenzima Q10, fermentos biotecnológicos por bacterias y péptidos, que estimulan la producción de ácido hialurónico propio de la piel e incrementan  la hidratación.
  • Después de la hidratación usa productos humectantes (cremas o aceites), que se quedan sobre la piel para evitar descamación, tales como los escualanos, que se obtienen de forma sustentable al fermentar la caña en lugar del escualeno obtenido de los tiburones. 
  • No olvides usar bloqueador solar todos los días.
  • Existen sueros específicos para protegerte de la contaminación ambiental y la luz azul a la que estamos tan expuestos por las pantallas digitales, en Nuda Est tenemos uno único en su tipo.

 

Piel Normal

Se trata de una piel balanceada, no es muy grasa o seca. Los poros son finos, su apariencia es lisa y no tiene impurezas o las presenta muy rara vez. Su aspecto es fresco y es un tipo de piel que no se irrita o reacciona con productos nuevos. Se siente hidratada, limpia y sin molestias significativas

Tips: 

  • Pese a las ventajas, no dejes de cuidar tu piel debido a que este tipo tiende a convertirse en seca con el paso del tiempo.
  • Limpia tu rostro 2 veces al día con limpiadores de pH compatible con tu piel para evitar el estrés oxidativo y las arrugas prematuras.
  • Usa hidratantes que logren penetrar la piel para mantenerla saludable con ingredientes, como los péptidos, ácido hialurónico y fermentos hidratantes que mantendrán tu piel.
  • Usa cremas ligeras que retengan la humedad propia del rostro.
  • No olvides usar contorno de ojos para evitar arrugas en esta zona.
  • No olvides usar bloqueador solar todos los días y protégete con sueros específicos para la contaminación ambiental y la luz azul a la que hoy en día estamos expuestos por las pantallas digitales.

 


CONDICIONES DE LA PIEL

Piel Sensible o reactiva

 

Cuando la barrera de la piel formada por células y sebo se debilita, se vuele más reactiva a los agentes irritantes del medio ambiente como contaminación, químicos, temperaturarayos UV, luz infrarroja y azul, entre otros factores. 

La piel reacciona y se inflama cuando los vasos sanguíneos se dilatan provocando enrojecimiento, hinchazón y comezón. La inflamación crónica es la causa de muchos padecimientos como rosácea, eczema, dermatitis, psoriasis, entre otros padecimientos.  

Para disminuir la inflamación se recomienda mantener un aseo adecuado. 

Tips:

  • Es importante nunca automedicarse con esteroides tópicos.
  • Evita ingredientes irritantes como el peróxido de benzoilo, fragancias, sulfatos, aceites esenciales, ceras calientes faciales y exfoliantes físicos y químicos
  • Siempre protégete del sol usando un sombrero y protector solar
  • Protege tu rostro de la contaminación y las luces infrarrojas y azules a las que estamos expuestos por las pantallas digitales.
  • Algunos ingredientes activos que pueden ayudar a mejorar esta condición incluyen el ácido hialurónico, niacinamida, péptidos y la coenzima Q10
  • Toma suficiente agua y consume alimentos ricos en omega 3, así como algunas grasas saludables, tales como aguacate, aceite de oliva, frutas y verduras

Piel madura

El primer signo de una piel madura es la pérdida de hidratación y la opacidad gradual. Cuando el metabolismo se vuelve más lento, son inevitables los cambios fisiológicos y hormonales que se reflejan en la piel, produciendo menos fibras elásticas y teniendo transformaciones en la pigmentación

Estos cambios empiezan a partir de los 25 años, pero se comienzan a notar  alrededor de los  40 años o un poco antes, cuando la capa más superficial de la piel deja de retener la humedad de la misma manera que las pieles jóvenes, perdiendo además de elasticidad y densidad. Las capas cutáneas van teniendo arrugas más profundas a través del tiempo y las capas subcutáneas disminuyen su densidad al retener menos líquidos para nutrir y proteger la piel

Aunque la predisposición genética y el origen étnico pueden marcar la diferencia, es importante la prevención. La piel madura necesita una rutina realmente efectiva.

 

Tips: 

 

  • Dado que las pieles maduras pueden reaccionar con mayor sensibilidad al jabón y ciertas soluciones alcalinas, trata de buscar limpiadores con un pH compatible con tu piel y que contenga ingredientes hidratantes
  • Usa un buen bloqueador solar, pues el fotodaño es el principal inductor del envejecimiento de la piel. Se recomienda la aplicación de protector solar cada 4 horas
  • Ingredientes activos recomendados son la urea en bajos porcentajes para regenerar la capa superficial, ácido hialurónico, escualanos, ceramidas y, sin duda, el ingrediente de la juventud que son los péptidos, los cuales deben de encontrarse dentro del producto con las concentraciones adecuadas y una mezcla de diversos tipos de péptidos para poder apreciar mejor los resultados.  

Conoce las soluciones para Piel Madura en NudaEst.com


Piel acnéica

El acné existe en varios tipos y es etiquetado según la edad del paciente, así como la gravedad de las lesiones y los síntomas. La formación de acné se favorece por una excesiva producción de sebo, la presencia de bacterias y una obstrucción de los poros que causa inflamación. Se usan términos como comedón, pápula y pústula para describir sus formas. 

La sobreproducción de grasa se debe a cambios hormonales, suciedad, estrés, algunos alimentos y productos cosméticos que obstruyen los poros llamados comedogénicos

El tratamiento para este tipo de piel es muy variado, depende del tipo de acné y la gravedad de cada caso. Es importante tomar en cuenta que el uso de un tratamiento no adecuado o en acné muy avanzado puede dejar lesiones en la piel y cicatrices. 

 

Tips:

 

  • Toma en cuenta que los antibióticos promueven resistencia bacteriana en la piel y que dañan la flora intestinal tan necesaria para una salud integral. Sin una flora intestinal saludable es muy común padecer acné.
  • Una medida general es una limpieza adecuada sin dañar el manto ácido de la piel, ya que esto provocará una mayor producción de sebo empeorando el problema.

Reduce el exceso de sebo de tu piel
con Puro Vera de Nuda Est



     

    • Es importante mantener la piel hidratada con sueros a base de agua.
    • Usar protector solar libre de grasa para prevenir el fotodaño y los cambios de color. 
    • El acné se debe tratar de forma integral y para mejorar la condición de la piel acneica es necesario incorporar hábitos que mejoren la calidad de vida, como hacer cambios en la dieta al evitar alimentos con altos contenidos de carbohidratos simples, así como grasas trans y saturadas
    • Dormir adecuadamente y practicar mejores técnicas para manejar el estrés y la ansiedad

     

    Piel asfíctica

    Esta es una condición derivada del acné, en la cual se ha obstruido por completo el folículo pilosebáceo lo que imposibilita la liberación del sebo al exterior. Este problema se da por falta de riego sanguíneo o por la aplicación de cosméticos inadecuados que obstruyen completamente los poros.  

     

    Tips:

     

    • Evita en la medida de lo posible el uso de maquillaje.
    • Aunque los poros de tu piel están saturados se debe aplicar protector solar libre de grasa para prevenir fotodaño, lesiones en la piel y cambios de color
    • También te recomendamos seguir los tips de la piel acnéica.

     

    Piel Pigmentada

    Las manchas y el color de la piel son provocados por melanocitos, que son células especializadas que se encuentran en la capa más profunda de la epidermis. Dentro de cada melanocito tenemos unos organelos más pequeños llamados melanosomas, que a su vez contienen una enzima que produce melanina a través de una serie de reacciones químicas. 

    Por medio de un proceso, la melanina viaja hacia las células de la piel que están sobre las capas superficiales y de esta manera podemos ver el pigmento. A mayor cantidad de melanina,  hay más pigmento o color en la piel. 

    El color de la piel se debe a factores genéticos, influencias hormonales y exposición a la luz UV. Aunque el color y las manchas tienen varios motivos, exponerse al sol y rayos UV siempre causa o empeora los problemas de pigmentación, porque la piel trata de protegerse de los radicales libres, lo que produce más melanina causando cambios de color, manchas, lesiones y en casos severos cáncer de piel.

    Los cambios hormonales son otra causa común de melanocitos hiperactivos que causan manchas. Algunos de sus estragos se pueden ver en una condición llamada melasma o “máscara de embarazada”

    Esta condición mejora si no se expone al sol y con ayuda de algunos productos. Otro tipo de hiperpigmentación por cambios hormonales son las manchas seniles y los léntigos solares, que son manchas asociadas al envejecimiento y la exposición solar que aparecen en personas mayores de 40 años, afectando zonas como cara, cuello, manos y áreas comúnmente expuestas al sol. 

     

    Tips:

    • Evita la exposición al sol lo mejor posible: usa sombreros y aplica bloqueador solar cada 4 horas.
    • Algunos ingredientes activos que pueden reducir las manchas oscuras son la vitamina C, Feniletil Resorcinol, Niacinamida, Arbutina e ingredientes biotecnológicos naturales obtenidos de papaya, guayaba, saxifraga y uvas rojas

    Elimina las manchas de la piel con KLART de NudaEst

     

    • La contaminación y la luz azul a la que estamos tan expuestos hoy en día con el uso de pantallas digitales también puede manchar tu piel sin que lo sepas. Los bloqueadores comunes no protegen de estos agresores externos, por lo que en Nuda Est desarrollamos 3 Blocks, un bloqueador especial para protegerte de este tipo de contaminantes.

     


    ¿QUÉ TIPO DE PIEL TENGO? DOS PASOS PARA SABERLO

    Para identificar el tipo de piel que tienes es importante que la observes y sientas, por lo que con estos 2 sencillos pasos puedes identificar cuál es la categoría en la que mejor se ubica tu piel:

     

    Piel Grasa

    • Observa: la piel se encuentra engrosada, tiene un brillo notable y está acompañada de poros visibles. Puede presentar comedones y puntos negros.

    • Siente: se siente sucia o grasa a pocas horas de haber sido lavada.

    Piel Grasa

      Piel Mixta

      • Observa: tu piel tiene brillo en algunas zonas y en otras se ve más opaca. La característica más evidente es el brillo localizado en la frente, nariz y el mentón pudiendo tener puntos negros o espinillas blancas en estas zonas.
      • Siente: en algunas zonas la piel se siente más sucia y en otras se siente limpia y más fresca.

      Piel Mixta

      Piel Seca

      • Observa: carece de brillo y se ve opaca en toda la superficie. En casos graves puede presentar escamas o lesiones. También puede mostrar manchas rojas.

      • Siente: se siente jalada o acartonada en diversos momentos del día. Después del lavado tiene la necesidad de hidratación y humectación. Este tipo de piel puede sentir picor o comezón.
      Piel Seca

         

        Piel Normal

        • Observa: se ve fresca, tersa y no brilla demasiado pero tampoco es opaca, su color es uniforme. Los poros son imperceptibles a simple vista, ya que están limpios y desaturados. No tiene rastros de granos o enrojecimientos.

        • Siente: este tipo de piel no se irrita o reacciona fácilmente con nuevos productos, se siente hidratada, limpia y sin molestias significativas

        Piel Normal 

         

        Observar y sentir tu piel es el primer paso para entenderla. Conocer tu tipo de piel es básico para establecer una buena rutina. Además, es importante identificar si tienes alguna condición que debas atender como la aparición de manchas, arrugas o sensibilidad.  

        Independientemente de tu tipo de piel o condición que tengas, te recomendamos que tus productos de cuidado personal contengan ingredientes activos probados científicamente por tu seguridad y la efectividad en tu piel. Busca que las formulaciones contengan las concentraciones adecuadas, no siempre es así, dado que estos ingredientes son muy costosos y los fabricantes tratan de reducir sus costos de venta. Triste, pero real en muchos casos.

        No olvides que las marcas independientes muchas veces cuentan con ingredientes muy básicos en sus formulaciones, que no te dan una alta efectividad, mientras que las marcas departamentales no colocan las concentraciones adecuadas de los ingredientes activos, para reducir sus costos y aumentar sus ganancias. 

        En Nuda Est trabajamos desde la integridad buscando el mayor beneficio para nuestros clientes,  creamos soluciones para hacerte feliz, eso implica usar los mejores ingredientes del mundo en las concentraciones adecuadas. Y hacerlo además, sin el uso de ingredientes controvertido que pueden dañar la piel o la salud.