Blog

Vitamina C para la cara: Lo que no sabías

¿Sabías que la Vitamina C puede usarse durante el día? ¿y que algunos productos con este ingrediente pueden estar oxidados y dañar tu piel? Aquí te contaremos todos los mitos y realidades sobre la Vitamina C, uno de los antioxidantes más poderosos. ¡Sigue leyendo para enterarte de todo!

Índice

  1. ¿Cuántos tipos de Vitamina C existen?
  2. La Vitamina C se oxida fácilmente
  3. Vitamina C oxidada: Lo que le pasa a tu piel
  4. La Vitamina C y el sol
  5. La Vitamina C para el contorno de ojos
  6. Edad ideal para usar Vitamina C
  7. Vitamina C y piel sensible

 

1. ¿Cuántos tipos de Vitamina C existen?

Debido a que la Vitamina C es altamente oxidable han surgido derivados de esta y otras formas de vitamina en un intento de hacerla más estable.  Algunas formas de Vitamina C son más efectivas que otras. A continuación te contamos sus principales características para que puedas elegir la mejor opción para ti.

Ácido Ascórbico (Vitamina C pura)

El ácido L-ascórbico es la forma más pura de vitamina C, es 100% soluble en agua, esta vitamina se utiliza en tanto en productos de skincare como en suplementos y vitaminas. 

Es poco estable en productos cosméticos como sueros y cremas, por lo que se usan diferentes técnicas de formulación en un intento por estabilizarla, sin embargo no siempre resulta en una formulación efectiva.


Ácido Ascórbico Etilado  (Ethylated Ascorbic Acid)

Esta es la forma más estable de vitamina C conocida hasta el momento. Se trata de una molécula con una cadena de carbono unida a la parte más reactiva de su estructura, lo que impide que se oxide y que sea capaz de llegar a la piel con su máximo poder antioxidante.

Es ideal para reducir las manchas por melasma, prevenir arrugas y flacidez, debido a que promueve la síntesis de colágeno y elastina de la piel. Además, aporta máxima luminosidad y protege las células de los radicales libres. Tiene un peso molecular más cercano a la Vitamina C real, lo que permite obtener resultados en menos tiempo.

Su única desventaja es que es un ingrediente 100 veces más caro que las otras formas de vitamina c, pero no te desanimes, existen productos en el mercado que contienen esta vitamina con precios justos.

Conoce Alltest, nuestro suero para manchas difíciles con 20% de vitamina C etilada.

 

Palmitato de ascorbilo  (Éster de Vitamina C)

El palmitato de ascorbilo es un derivado de la Vitamina C que se forma a partir de ácido ascórbico y ácido palmítico.

Es usada comúnmente en la industria alimenticia y en productos de skincare. A pesar de ser una sustancia liposoluble (soluble en aceite) no es muy estable. Además, al ser una mezcla de ácidos no ofrece los mismos efectos del ácido ascórbico. 

Tetrahexildecil Ascorbato (TDA)

Es un derivado de la vitamina C que penetra profundamente dentro de la barrera lipídica de la piel, reduciendo los signos de la edad y unificando el tono de la piel.

Al penetrar en la piel se convierte en ácido L-ascórbico. Es un buen ingrediente pero al ser un derivado de la vitamina C,  los resultados en cada piel pueden variar dependiendo de la síntesis que cada individuo sea capaz de lograr.

El fosfato de ascorbilo sódico (SAP) 

Es otro derivado de vitamina C y al igual que el TDA, se trata de una sustancia que el organismo transforma en ácido L-ascórbico. Por esta razón, dependerá de cómo reacciona el cuerpo de cada persona para aprovechar sus beneficios. Ayuda a reducir las manchas de la piel y reduce los signos de envejecimiento.

2. La Vitamina C se oxida fácilmente

Cuando el ácido L- ascórbico está expuesto al oxígeno, tiende a oxidarse y perder eficacia. Podemos darnos cuenta de que ha dejado de ser funcional o que ha expirado debido a su cambio de color y olor. Si notas un olor a óxido, una coloración amarillenta, anaranjada o café, quiere decir que está oxidada.

La vitamina ideal para los productos de skincare es la vitamina C etilada, ya que por su estructura química es más estable y mantiene mejor sus propiedades.

3. Vitamina C oxidada: Lo que le pasa a tu piel

Un producto con Vitamina C oxidada, puede llegar a perjudicar tu piel. Esto ocurre porque al oxidarse, produce alteraciones en la piel que aceleran su envejecimiento. 

Para evitar que cualquier tipo de Vitamina C se oxide, es importante conservar el suero o crema en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar directa.


4. La Vitamina C y el sol

Durante mucho tiempo se tuvo la creencia que la Vitamina C debía usarse únicamente durante la noche debido a que en presencia de la luz, la piel se manchaba. Sin embargo, esto es un mito. 

En la actualidad, se ha demostrado que la Vitamina C tópica protege la piel contra los rayos UVA dañinos a la vez que ayuda a aumentar sus defensas antioxidantes. Se recomienda aplicar los sueros con Vitamina C por la mañana antes de añadir el protector solar diario.

5. La Vitamina C para el contorno de ojos

Desde las ojeras hasta las patas de gallo, los sueros con Vitamina C para el contorno de los ojos ayudan a iluminar y suavizar la zona del contorno de ojos. Reducen algunos tipos de ojeras y mejora la apariencia de las bolsas.

Sin embargo, es importante cuidar que la Vitamina C no tenga contacto directo con los ojos ya que puede llegar a irritarlos.

6. Edad ideal para usar Vitamina C

La Vitamina C es un antioxidante multifuncional que puede usarse prácticamente a cualquier edad, se recomienda utilizarlo a partir de los 20 años para aportar luminosidad y proteger las células de los radicales libres.

En pieles más maduras, ayuda a reducir las manchas difíciles como las de melasma y ayuda a reducir líneas de expresión y arrugas, debido a que estimula la producción de colágeno y elastina naturales en la piel.

7. Vitamina C y piel sensible

Las personas con piel sensible o reactiva también pueden disfrutar de los beneficios de la Vitamina C. Para que un suero de Vitamina C sea bien tolerado en pieles sensibles, debe tener un pH adecuado, es decir, de 5 a 6 aproximadamente, además de no contener ingredientes fotosensibilizantes en su formulación.

Ahora que ya sabes toda la verdad sobre la Vitamina C y sus usos, puedes perderle el miedo y agregarla a tu rutina de cuidado de la piel. Déjanos en los comentarios qué fue lo que te sorprendió más de este potente antioxidante, ¡Nos encanta saber tu opinión!