Blog

RUTINA PARA PIEL GRASA

¿Te has puesto a pensar que tu rutina actual de skincare podría agravar la grasa en tu piel? 

El estándar que ha propuesto la industria cosmética para mejorar esta condición, ha consistido en eliminar la grasa de la superficie cutánea, en lugar de buscar su equilibrio para que sea ella misma la que deje de producir el exceso de sebo.

Es común que cuando nuestro skincare está enfocado en quitar el sebo de manera tan efectiva e inmediata, terminemos dañando el  manto ácido cutáneo. Esto empeora el problema debido a que la piel trata de compensar la falta de grasa y sequedad, produciendo una mayor cantidad de sebo.

Una rutina adecuada para piel grasa es aquella que equilibra la producción de grasa y mantiene saludable el cutis, lo cual evita la aparición de barros o espinillas y mejora la apariencia de la piel. 

Por eso, te vamos a explicar los  4 errores que podrías estar cometiendo al cuidar de tu piel grasa y te recomendaremos una rutina de 3 pasos que te ayudará con tu problema.


4 errores que empeoran la piel grasa

1.- Usar jabones secantes 

Por su naturaleza la mayoría de jabones sólidos tienen un pH extremadamente alcalino, que remueve la grasa pero también elimina aquellos lípidos que forman parte estructural de nuestra epidermis. 

También, algunos jabones líquidos con lauril sulfato de sodio (LSS) pueden resultar irritantes, promoviendo la aparición de grasa como un efecto protector de la piel. Si después de lavarte la cara, tu jabón te deja la piel jalada y tensa, es una señal de que probablemente estás dañando el  manto ácido y la harás más propensa a producir sebo. 

 

2.- Usar toners a base de alcohol 

Aunque  el alcohol es un excelente ingrediente para remover la grasa de forma efectiva, también es un compuesto altamente secante que desequilibra y seca tu rostro. Al retirar la grasa de tu rostro con alcohol, la piel tratará de compensarlo produciendo más sebo. Y si además, el tóner  tiene fragancia, podría irritar y hasta sensibilizar tu piel.

3.- No hidratar tu piel

La deshidratación en pieles grasas es más común de lo que te imaginas, esta condición lleva a una pérdida del ácido hialurónico de la piel. Cuando esta situación ocurre, nuevamente tu rostro intentará producir más sebo.

4.- No protegerse de la radiación y la contaminación

Al no cuidar la piel de los rayos UV, las luces infrarroja y azul, estamos  provocando un daño, pues promovemos que la piel se defienda ante agentes externos que estimulan una mayor producción de grasa, por ejemplo, el sol o la luz azul que emana de  las pantallas de dispositivos móviles, tales como celulares y tabletas.

La contaminación ambiental crea especies reactivas de oxígeno que dañan nuestra piel, provocando un efecto de protección de nuestro cuerpo y como consiguiente, una mayor producción de grasa.  

Ahora te vamos a sugerir una poderosa rutina de skincare en 3 pasos:

 

Rutina para piel grasa en 3 pasos

1.- Limpieza

Limpia tu rostro de dos a tres veces al día para remover, de forma suave pero efectiva, el exceso de grasa del rostro. Considera ingredientes tales como:

  • El aloe vera que ayuda a recuperar la hidratación y la barrera protectora de la piel tras el lavado. 
  • El carbón activado que usado en cantidades adecuadas tiene un efecto astringente y de máxima limpieza sobre la piel. 
Los mejores ingredientes surfactantes son el lauril sarcosinato, coco betaína y cocoamido betaína que cuidan el pH de tu piel a diferencia del lauril sulfato de sodio que lo desequilibra.

 

2.- Hidratación 

Hidrata tu piel de dos a tres veces al día después de la limpieza tal como te mostramos en el paso 1. Una perfecta hidratación es aquella que ayuda a balancear tu piel con una sensación fresca y que al mismo tiempo te aporta hidratación en diferentes capas de la piel, para ayudar a mantener controlados los niveles de producción de grasa.


Recuerda que un exceso de sebo es inducido para retener agua en la piel. Si mantenemos una buena hidratación, reduciremos la grasa sobre nuestro rostro. Algunos ingredientes solubles al agua como el ácido hialurónico vegano, vitamina B5, sales de zinc y fermentos biotecnológicos por bacterias ayudan a tu piel a retener agua con un efecto mate y sensación fresca.

 

3.- Protección de contaminación, luz azul y solar 

Usa diariamente protector solar y procura que el nivel de protección sea por lo menos de FPS 40. Recuerda que los bloqueadores solares comunes no te protegen de la contaminación ambiental ni de la luz azul a la que hoy estamos tan expuestos por las pantallas digitales.

En México no se consigue fácilmente un bloqueador de contaminación y luz azul. Por esa razón, en Nuda Est lo creamos, está hecho a base de ingredientes biotecnológicos y derivados naturales de manzana, jengibre, trigo y cebada

Estos componentes han comprobado su acción contra los radicales libres y la captación de metales pesados típicos de la contaminación ambiental por smog y emisiones industriales.


3 pasos para una piel increíble: 

En Nuda Est creamos una Rutina poderosa de 3 pasos que protege tu piel al mismo tiempo que la equilibra para que luzca increíble. 



3 pasos