Blog

¿Por qué brilla tanto mi Cara? 5 Tips para reducir el brillo

¿POR QUÉ BRILLA LA CARA?

Nuestro rostro produce grasa para protegerse de agresiones externas, como son el sol, la contaminación, el clima y las bacterias que pueden provocar infecciones. Esta capa de sebo también tiene la función de hidratar la piel y aportar los antioxidantes necesarios para mantener sana la piel. 

El problema ocurre cuando la grasa es producida en exceso, lo que ocasiona acné, puntos negros, brillo y una sensación pegajosa todo el día. 

A continuación, te explicaremos cuáles son los 5 factores que influyen en la producción de sebo en tu rostro.


1. FACTORES ENDÓGENOS

Los factores endógenos son aquellos que afectan a nuestro cuerpo de manera interna. Son procesos bioquímicos que pueden clasificarse del siguiente modo:

  • Crecimiento y desarrollo
  • Durante la etapa de la pubertad y la adolescencia nuestro cuerpo experimenta transformaciones significativos. Uno de los principales cambios es el aumento de la sudoración y la secreción de las glándulas sebáceas. la. Esto ocasiona un rostro más graso, brilloso y poros dilatados.

  • Hormonas
  • Los problemas hormonales no son exclusivos de la adolescencia, a lo largo de nuestra vida como mujeres es común que las hormonas nos provoquen alguna molestia en la piel, desde barritos y cara brillosa hasta sensibilidad y manchas.

  • Genética
  • La genética es un factor importante para la piel, si tienes familiares con problemas de grasa y oleosidad en la piel tienes disposición a padecerlos. Sin embargo, no quiere decir que sea seguro que lo heredarás ni que no puedas evitarlo.

     

    2. MALOS HÁBITOS ALIMENTICIOS

    Todo viene desde adentro, lo hemos mencionado varias veces. Consumir comida industrializada, como harinas refinadas, azúcares, grasas trans y aditivos sobrecarga tu sistema, haciendo que  tu  rostro produzca más grasa y tu hígado no pueda sacar toxinas. 

     

    3. SKINCARE INADECUADO

    Existen muchos ingredientes para el cuidado de la piel que pueden estar agravando la situación de brillo en tu rostro. Evita ingredientes como los alcoholes secantes, el lauril sulfato de sodio y las fragancias, ya que secan tu piel a corto plazo y la hacen producir más sebo para defenderse. Además, son agresivos para tu piel y pueden irritarte.

    Por otro lado, si tienes problemas de brillo debes de evitar los ingredientes comedogénicos, es decir, aquellos que obsrtuyen los poros y provocan puntos negros, barros y espinillas. Los más comunes son el aceite de coco, aguacate y semilla de girasol.

     

    4. EXCESO DE MAQUILLAJE Y NO DESMAQUILLARTE

    El maquillaje tapa los poros y evita que transpiren, por lo que el rostro se vuelve más brilloso y pueden salir barros y puntos negros. Si quieres maquillarte, busca un cosmético que no sea tan pesado y trata de aplicar muchas capas, de esta forma dejarás que tu piel respire un poco.

    Por nada del mundo olvides desmaquillarte en las noches, ya que mientras dormimos nuestra piel absorbe la grasa y suciedad del día y podemos despertar con brillo e imperfecciones, además de que puede provocar arrugas prematuras. 

     

    5. CLIMA CÁLIDO Y HÚMEDO

    El calor y la humedad son enemigos de la piel grasa, hacen que tu piel sude y esté más brillosa. Si bien el clima es algo que no podemos controlar, puedes evitar los espacios cerrados y poco ventilados, así como usar ropa fresca que deje a tu piel respirar. 

     

    5 TIPS PARA REDUCIR EL BRILLO DE TU CARA

    A continuación, te daremos consejos y recomendaciones para que reduzcas el molesto brillo de tu cara. 

     

    1. RUTINA EFECTIVA DE SKINCARE

    Con una rutina adecuada de skincare notarás mejoría casi al instante. Opta por una rutina simple de 3 pasos con ingredientes efectivos en concentraciones adecuadas.

  • Limpieza
  • El primer paso siempre es desmaquillar y limpiar el rostro. Lava tu rostro dos veces al día, como máximo 3, ya que cuando abusas de la limpieza, piel produce más grasa. Usa limpiadores con pH balanceado y con ingredientes como el aloe vera, el carbón activado, lauril sarcosinato, coco betaína y cocoamido betaína. Los jabones comunes son muy alcalinos y dejan desbalanceado el manto ácido de tu rostro, mejor evítalos.

     

  • Hidratación
  • Sí, aunque tengas mucho brillo en tu rostro debes de hidratarlo. Al tener tu piel hidratada, no produce grasa de más y se mantiene equilibrada, lo que  previene que aparezcan líneas de expresión. Busca productos con ingredientes ligeros, como el ácido hialurónico vegano, vitamina B5, sales de zinc y fermentos biotecnológicos, que son solubles en agua y te dan un efecto mate.

     

  •  Protección
  • Usa diariamente protector solar y procura que el nivel de protección sea por lo menos de FPS 40. 

    Además del sol, la luz azul e infrarroja que emiten los dispositivos electrónicos y la contaminación ambiental provocan grasa en tu rostro. En Nuda Est se desarrolló un suero que protege contra estos factores y es de los pocos que existen en el mercado.



    Te puede interesar: 3 productos para la piel grasa.

     

    2. MEJORES HÁBITOS ALIMENTICIOS

    Como lo habíamos mencionado antes, todo viene desde adentro. Agrega a tu dieta muchos alimentos frescos, como vegetales, frutas, fibra y omega 3. Además, recuerda beber aproximadamente 2 litros de agua al día y hacer ejercicio con regularidad. De esta forma mantienes tu cuerpo y rostro más limpios y saludables.

     

    3. EVITA EL AGUA CALIENTE EN LA DUCHA

    El agua caliente deshidrata y elimina la grasa natural que actúa como barrera protectora, lo que ocasiona que la piel produzca más grasa al sufrir esta agresión. Cambia el agua caliente por agua tibia y reduce el tiempo de tu ducha, así también cuidas el planeta.

     

    4. EVITA TOCAR TU ROSTRO Y LIMPIARLO CON TOALLITAS SUCIAS  

    Es muy común que a lo largo del día toquemos nuestro rostro, incluso a veces lo hacemos de forma involuntaria. Evita hacerlo, ya que la grasa y suciedad de tus manos la contamina y hace que se engrase aún más, además de que te puede causar acné.

    Cuando seques tu rostro, evita hacerlo con toallas sucias, lo mejor es tener una toallita especial que laves constantemente. También lava las brochas con que te aplicas maquillaje de forma constante, ya que ahí se guardan muchas bacterias y grasa.

     

    5. REDUCE TU NIVEL DE ESTRÉS

    Por último pero no menos importante, trata de reducir tu nivel de estrés, ya que el cortisol activa la producción de grasa en la cara. Sabemos que es difícil, pero tu piel y tu cuerpo te lo agradecerán.

    Esperamos que esta información te haya servido, ya verás que aplicando estos tips reducirás considerablemente el brillo de tu cara y te sentirás más cómoda con tu piel.