Blog

Cuidado de la piel: Los mejores 10 ingredientes

 


Cuidado de la piel: ¿qué es y cómo lograrlo?

Este artículo te hablaremos de 10 ingredientes de skin care que debes conocer y de 4 productos esenciales para el cuidado de tu piel en sus diferentes formas cosméticas.  Conoce sus ventajas y desventajas para que puedas elegir lo ideal para ti. En este artículo te ayudaremos a conocer cómo cuidar y mejorar la apariencia de tu piel.


¿Qué es el cuidado de la piel?

El cuidado de la piel o el también llamado skincare son un conjunto de prácticas diarias y complementarias que nos ayudan a proteger la integridad de la piel, evitando condiciones no deseadas y mantener una apariencia saludable.

En la cosmética, entendemos que el cuidado de la piel se refiere al uso de productos que a través de la limpieza, hidratación, humectación y protección mantienen la piel en un estadio saludable. El cuidado de la piel también incluye la mejora visual de condiciones que la afectan, tales como el acné, las manchas, la sequedad y la producción excesiva de grasa. 

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Se trata de la primera barrera, entre los órganos internos del cuerpo y el mundo exterior, que nos protege del ingreso de bacterias, virus, hongos, así como daños físicos y químicos provenientes del medio ambiente. Por lo que su cuidado no es cualquier asunto que deba tomarse a la ligera. 

El uso de cosméticos efectivos que contengan ingredientes altamente eficientes permitirán que mantengas  una piel de apariencia más saludable y radiante.  


10 ingredientes efectivos para el cuidado de la piel

Al día de hoy los científicos entienden mucho mejor lo que sucede en la piel y los procesos bioquímicos que ocurren dentro de ella; por lo que ahora  sabemos que muchos de los ingredientes que colocamos en la epidermis pueden tener un efecto positivo sobre la apariencia, textura y salud de la piel

Una diferencia importante que debes considerar al momento de escoger cualquier producto de cuidado personal es la calidad y cantidad de  ingredientes que conforman la fórmula. ¿Son realmente efectivos y seguros? ¿Están en las cantidades necesarias para producir un cambio en la piel?

No todos los productos de cuidado personal son iguales aunque a primera vista así lo parezcan, algunos no cuentan con ingredientes funcionales y seguros y muchas veces los ingredientes funcionales, tampoco se encuentran en la cantidad correcta, sin estas condiciones es muy probable que el producto no haga una diferencia notoria en la piel. 

Un ingrediente funcional es aquella sustancia o molécula que tiene la capacidad de mejorar una condición de nuestra piel que queremos cambiar. En los últimos 20 años una generación nueva de tecnologías se han desarrollado para potencializar ingredientes naturales, aumentar la seguridad de elementos sintéticos y encontrar procesos biotecnológicos de obtención de componentes, que además son más amigables con el medio ambiente. 

No todas las marcas de cuidado personal incluyen este tipo de ingredientes en sus formulaciones, ya que muchos son costosos por su limitada producción o existen pocos proveedores de estas materias primas. Sin embargo, vale la pena buscar estos componentes,  porque los beneficios son notorios e importantes sobre nuestra piel

Aquí te decimos cuáles son estos ingredientes:

1.- Ácido Hialurónico

Este ingrediente es capaz de unirse  hasta 10 veces su peso en moléculas de agua. Ayuda  a mejorar la hidratación de las pieles secas. De forma natural se encuentra en la estructura de nuestro cuerpo y por consiguiente su aplicación en el rostro es totalmente segura. Procura identificar la fuente del ácido hialurónico, ya que este ingrediente tradicionalmente se obtenía de restos de animales, por lo que es mejor buscar ácido hialurónico obtenido por procesos de fermentación, que es considerado libre de crueldad animal y vegano. Sin duda, es una mejor opción para el planeta y los animales. Este componente lo puedes encontrar dentro de los productos skincare bajo el nombre de hialuronato de sodio o hialuronato de potasio. Es tan efectivo que se utiliza frecuentemente, incluso en cirugías e implantes médicos.

Hidrata tu rostro con Water Tank

Water tank
comprar water tank

2.- Péptidos

Los péptidos son ingredientes biotecnológicos que se encuentran de manera natural en la piel. Son porciones cortas de proteínas que conforman la estructura de órganos, músculo y piel en nuestro cuerpo. Se trata de componentes altamente efectivos en el skincare, ya que se ha demostrado que tienen funciones biológicas importantes en la piel. Muchas de estas moléculas tienen efectos positivos sobre diferentes necesidades de nuestro cutis, que van desde la hidratación, la humectación y la restauración de estructuras de la piel, teniendo un efecto antimicrobiano y presentando estimuladores de procesos bioquímicos celulares. 

Una de las características más famosas de los péptidos es su efecto antiedad. Productos de cuidado personal de gama alta y especializados utilizan combinaciones potentes de estas estructuras para dar al consumidor productos altamente efectivos. Sin embargo, debes cuidar muy bien a quién le compras estos artículos, ya que al igual que muchos ingredientes la funcionalidad está dada por la correcta formulación del producto y la cantidad del péptido que usan en su fórmula. 

Favorece la reducción de bolsas y líneas de expresión con Thunder Look de NudaEst

thunder look



3.- Fermentos bacterianos

¿Bacterias en mi piel? No precisamente. Se ha descubierto que algunos productos obtenidos de los procesos metabólicos de las bacterias son capaces de tener funciones cosméticas. Por ejemplo, algunas de estas bacterias de manera natural crean compuestos que al contacto con la piel funcionan como excelentes hidratantes. Estos compuestos son generalmente azúcares complejos formados por cadenas muy largas de glucosa llamados polisacáridos, que crean una red capaz de atrapar agua del medio ambiente y por lo tanto hidratar la piel. Algunos de estos polisacáridos tienen un efecto más hidratante que el mismo ácido hialurónico y los puedes encontrar bajo la denominación de fermentos, seguidos del nombre de las bacterias de las que se obtienen: Fermento de Pseudomonas, Fermento de Saccharomyces, Fermento de Bacillus, entre otros.

4.- Aminoácidos

Estas moléculas constituyen de manera natural la estructura de la piel y juegan un papel muy importante en la hidratación natural de nuestro órgano. De hecho, estos aminoácidos constituyen algo conocido como FNM (Factores Naturales de Humectación). Dentro de las moléculas que conforman el FNM, tenemos ciertos aminoácidos como la prolina, alanina y serina que ayudan a retener el agua en la piel. Una aportación correcta de estos aminoácidos a la piel, le dará una textura fresca y saludable a tu piel.

 

5.- Células madre

Las nuevas tecnologías nos han llevado a tener un nuevo futuro ante nuestros ojos. Las células madre son un tipo de células que son capaces de producir moléculas específicas que no se encuentran en otro tipo de células, convirtiéndolas en únicas y de sumo interés en el ámbito de la medicina como agentes potentes de reparación de tejidos y órganos. 

En la cosmética, se ha encontrado que estas células de origen vegetal sintetizan sustancias que ayudan a la protección de la piel ante agentes externos como rayos UV/UVA y sus derivados como los rayos infrarrojos o luz azul. Si buscas protección eficiente y potente, asegúrate de que tus productos de cuidado personal incluyan este tipo de ingredientes considerados como insumos premium o altamente especializados

6.- Iones minerales

Alrededor del 20% de la composición de los factores naturales de humectación en la piel corresponden a sustancias de origen mineral como el sodio, potasio, cloro y magnesio. Estas sustancias trabajan a nivel celular para garantizar un equilibrio saludable de agua al interior de las células, especialmente los queratinocitos. Los puedes encontrar bajo el nombre de  sales como cloruro de potasio y lactato de magnesio.  

7.- Aceites vegetales y biotecnológicos

Los aceites son los ingredientes más conocidos para humectar la piel. Se pueden clasificar en diferentes categorías según la capacidad de penetrar en la piel. El aceite mineral y los petrolatos han sido utilizados ampliamente para este fin, sin embargo, al ser derivados del petróleo preferimos encontrar ingredientes más ecológicos y que brinden mejores características a la piel. Por ejemplo, aquí podemos mencionar un buen reemplazo del aceite mineral son los escualanos, un tipo de aceite elegante, altamente humectante y ligero al tacto sin sensación grasa o pesada. Este componente deriva la caña por un proceso biotecnológico de fermentación y es ideal para una humectación potente y sin sensación pegajosa o grasosa.

Humecta tu piel con Peptide Cream de NudaEst

Peptide Cream

comprar

8.- Carbón activado

Este ingrediente es el de los favoritos entre  los productos de cuidado personal que se han dado en los últimos años. Su capacidad adsorbente lo convierten en un componente altamente limpiante que es capaz de retirar efectivamente agentes sobre la piel como contaminación, metales pesados, especies reactivas volátiles y exceso de grasa. El carbón activado es ideal para personas que viven en ciudades que enfrentan día a día la contaminación ambiental, el smog vehicular y emisiones de humo. Es un ingrediente que ha llegado para quedarse y se ha añadido efectivamente en productos de limpieza para potencializar su efecto. Las últimas tecnologías han llevado a tener este insumo en forma de cápsulas suaves que rompen el contacto con la piel liberando el poder limpiante de este componente. Se caracteriza por su color negro intenso que aporta a los productos finales. Sin embargo debes de tener cuidado, ya que a veces en vez de colocar carbón activado, agregan colorante negro para reducir el costo. Lo encuentras en las formulaciones bajo el nombre de carbón activado o activated charcoal.

Reduce el exceso de sebo de tu piel
con Puro Vera de Nuda Est

Puro Vera

comprar

 

 

9.- Extractos naturales estandarizados


Los
extractos naturales han sido por muchos siglos los aliados para mejorar la piel en procesos variados, que van desde promover la cicatrización, hidratación, humectación y hasta como agentes bactericidas. Si bien muchas plantas poseen actividad terapéutica comprobada al ingerir o aplicar sobre la piel, muchos de los efectos positivos que generan están dados solo por moléculas específicas. La cosmética natural se ha valido de estos extractos que si bien ayudan a la piel, no aseguran que el beneficio sea replicable, ya que variantes externas como el clima, cantidad de luz solar y nutrientes en la tierra hacen que la planta sea cada vez diferente. 

Para evitar lo anterior, se opta por extractos estandarizados que derivan de la fuente natural, pero que por métodos de laboratorio concentran estas moléculas hasta obtener un extracto que cuente cada vez con una misma concentración del principio activo como los  ginsenósidos, inositol hexafosfato o diosminas, por mencionar algunos.

10.- Vitaminas

Vitaminas:seguro estos ingredientes son familiares para ti.  ¿A cuántos de nosotros no nos dieron vitaminas en la infancia? Es bien sabido que estas sustancias son componentes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo y  la piel no es la excepción. Un buen skincare se ve muy beneficiado con vitaminas como el pantenolB5, niacinamida o B3, ácido ascórbico o vitamina C. A estas vitaminas se les han encontrado diversas propiedades cosméticas, ya que actúan como antioxidantes, protectores de radicales libres y balanceadores de la piel.  


4 Productos esenciales para el cuidado de la piel

1.- Limpiadores

Son productos que tienen como finalidad remover la suciedad, la mugre y otras sustancias que se han depositado en la piel de forma natural, tales como el sebo o que fueron colocadas de manera intencional como sucede con el maquillaje. Estos productos constituyen un importante segmento dentro del cuidado personal e higiene de las personas. Los limpiadores pueden clasificarse en las siguientes categorías:

A) Jabones: producto sólido o líquido que al contacto con el agua produce espuma y sirve para lavar la piel.  Los jabones se pueden clasificar por su composición química y forma de obtención.  La versión más tradicional de obtener jabón es a través de la reacción entre un aceite (ácido graso) y un álcali fuerte. Este tipo de jabones se les conoce como jabones duros y tienen un efecto limpiante alto pero a su vez el pH final es muy alto lo cual puede comprometer el equilibrio saludable de la piel. Por otro lado, se tienen los productos jabonosos de sustancias sintéticas derivadas de productos naturales. A este tipo de productos se les conoce como Syndet o jabones sin jabón. Se constituyen normalmente de sustancias como la coco betaína o cocoamido betaína; que son más amigables con la piel y pueden ajustarse a un pH óptimo. Son fáciles de identificar ya que son limpiadores en presentación líquida o viscosa y se recomiendan para pieles sensibles, dañadas o para una limpieza menos agresiva.

B) Desmaquillantes: son producto destinado a remover el maquillaje sobre la piel. Su composición constará de ingredientes que puedan disolver o emulsificar los pigmentos del maquillaje para así poderlos retirar con facilidad. Actualmente se pueden encontrar desmaquillantes a base de aceite, agua o bifásicos, los cuales incluyen agua y aceite por separado. Estos últimos son los favoritos de los clientes, ya que un mismo producto puede retirar efectivamente el maquillaje a base de agua o aquellos de larga duración, es decir, también a prueba de agua. Algunas veces son enriquecidos con vitaminas o extractos naturales como un plus para dar un alivio a la piel. 

2.- Cremas o emulsiones

Este tipo de productos fueron pensados y diseñados para entregar una concentración alta de ingredientes activos sobre la piel. Más comúnmente podemos encontrar sueros en versiones líquidas, semilíquidas o como geles ligeros. Se sugiere que se apliquen después de lavar el rostro para una mejor absorción de los ingredientes activos. Este tipo de productos son altamente recomendados cuando queremos atacar una necesidad en particular como aportar una alta hidratación, prevenir los primeros signos de edad, disminuir manchas o aportar a la piel una dosis grande de antioxidantes o cualquier otro ingrediente activo.

 

3.- Sueros

Es el producto más representativo de la categoría de cuidado personal. Desde el punto de vista químico, una crema es considerada una emulsión, la cual se define como una fina dispersión de diminutas gotas de aceite en un medio acuoso, es decir, agua. Las emulsiones han jugado un papel importante en el cuidado personal y de la piel, ya que conjuntan los beneficios de una fase oleosa típicamente representada por aceites vegetales y una fase acuosa o de sustancias solubles en agua. Las podemos encontrar en diferentes presentaciones y composiciones:

A) Hidrantes: son aquellas cremas que su proporción de agua es notablemente mayor en cantidad comparada con la fase grasa. Este tipo de cremas son las favoritas de pieles jóvenes o con alguna característica de piel grasa, mixta o tendencia al acné. Contienen ingredientes solubles en agua, pero altamente hidratantes como el ácido hialurónico, vitamina B5, sales de zinc u otros. 

B) Humectantes: este tipo de crema son formuladas principalmente para aumentar la cantidad de aceites o mantecas. Este tipo de crema son las favoritas de pieles mayores o secas. En ellas encontraremos ingredientes como manteca de Karité, manteca de mango y aceite de almendras dulces. Suele dejar sobre la piel una consistencia más pesada y lubricante. Algunas de estas cremas son adicionadas con vitaminas.

C) Exfoliantes: la intención de estos productos es acelerar la descamación de la piel ya sea por un efecto físico o químicos. Los exponentes físicos son aquellos productos que contienen partículas sólidas diminutas, ya que hacen fricción sobre la piel. Tradicionalmente encontramos que las partículas sólidas pueden ser de origen natural o sintético. La cáscara de nuez, coco o frutos son ingredientes típicos naturales de un exfoliante; estas partículas pueden ser de diferente tamaño el cual determinará el grado exfoliante del producto. Por otra parte, las partículas de plástico son altamente utilizadas en los exfoliantes sintéticos que al igual que los naturales pueden variar en tamaño y forma.

 

4.- Protectores solares

Estos productos serán tu mejor aliado a corto y largo plazo para mantener una piel saludable. Ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel causado por el sol, incluidas las arrugas, la flacidez y las manchas de la edad. El uso diario y regular de protector solar puede reducir el riesgo de desarrollar carcinoma de células escamosas (SCC) en aproximadamente un 40% y hasta un 50% para melanomas

Con tantas opciones en el mercado, ¿cómo elegir un protector solar adecuado para mi? La Skin Cancer Foundation cree que el mejor protector solar es simplemente el que se acomoda a tu tipo de piel siempre y cuando brinde protección segura, efectiva y que sea de amplio espectro con un SPF 40 o superior. Cuanto más feliz estés con tu protector solar, más constantemente lo usarás y mantendrás a tu piel siempre protegida. 

Existen 3 categorías de protectores solares

A) Protectores físicos: son aquellos que tienen ingredientes inorgánicos, es decir, origen mineral que bloquean y dispersan los rayos del sol antes de que penetren en la piel. Estos ingredientes son el dióxido de titanio y óxido de zinc. Normalmente este tipo de protectores son de una textura cremosa y dejan un residuo blanco después de su aplicación con un efecto ligeramente seco sobre la piel. Por esta última característica son los favoritos de pieles con acné o grasa.

B) Protectores químicos: este tipo de protectores tienen ingredientes químicos de origen orgánico como la avobenzona y el octisalato que  absorben y reducen la energía de los rayos UV para que no puedan dañar tu piel. Este tipo de protectores son los preferidos de la gente, ya que dejan un efecto mate, desnudo y limpio sobre la piel después de su aplicación. También, son los favoritos de pieles maduras por su grado de humectación.

C) Protectores de luz azul, infrarroja y contaminación: existen otro tipo de rayos derivados tanto de la luz solar como artificial de pantallas y dispositivos electrónicos que pueden dañar nuestra piel. Recientemente se han descubierto ingredientes naturales como el extracto de algodón o sanguinaria que tienen la capacidad de contrarrestar la agresividad de este tipo de luz en nuestro rostro. Tanto la azul como la infrarroja crean especies reactivas de oxígeno y nitrógeno en la superficie de la piel que tienen la capacidad de dañar estructuras básicas de colágeno y elastina que mantienen a nuestro rostro libre de arrugas y signos de la edad. Así también, la contaminación ambiental llena de VOCs ( Compuestos Orgánicos Volátiles) y metales pesados como plomo y cadmio dañan nuestra piel de igual manera que la luz. Protegernos de estos agresores invisibles es fundamental para una piel visiblemente más joven y saludable.

Protege tu piel con 3 Blocks de Nuda Est

3 blocks

comprar

 

¿Son seguros los protectores solares? 


Si bien los protectores solares físicos pueden ser menos propensos a causar irritación de la piel que los protectores solares químicos, ambos tipos han sido probados como seguros y efectivos. A pesar de que existen estudios que demuestran que tanto los ingredientes de los protectores químicos como de los físicos logran penetrar la piel y llegar al torrente sanguíneo, su presencia dentro del organismo no ha demostrado ser la causa del desarrollo de enfermedades

De hecho, muchos productos de protección solar disponibles en la actualidad siguen siendo analizados para corroborar que son seguros y efectivos.  

Si quieres conocer tu tipo de piel y los pasos específicos para cuidarla, no dejes de leer nuestro blog:  Tipos de Piel y cómo identificarla.