Blog

5 COSAS DEL CUIDADO DE LA PIEL QUE DEBES SABER

ÍNDICE

 


NO TODAS LAS TENDENCIAS FUNCIONAN

¿Te has puesto a pensar de dónde vienen las tendencias de cuidado de la piel? En su mayoría son dictadas por grandes fabricantes de productos y presupuestos de marketing que suelen volverse tendencia gracias a la influencia de diversos líderes de opinión en redes sociales; sin embargo, no todas las tendencias funcionan. 

Mantener una simple rutina de cuidado personal, muchas veces resulta en un mayor beneficio para tu piel, que el uso de varios productos a la vez, que hacen complicado entender qué es lo que está funcionando y qué es lo que no. 

En una rutina de 10 pasos, seguramente estás expuesta a cientos de ingredientes, muchos de los cuales pueden no ser necesarios y, peor aún, causarte algún efecto adverso en tu piel como sequedad, irritación, sensibilización o una producción de grasa en desbalance.

Existen diversos productos en el mercado que no tienen mucha razón de ser, más que hacerte gastar tu dinero; tal es el caso de muchas mascarillas y gadgets que tratan de replicar las funciones de tratamientos de spa a escalas más pequeñas y con poca o nula evidencia de funcionar. 

 

Puedes leer más sobre productos no efectivos en: "7 productos que tu piel no necesita."


PRODUCTOS ARTESANALES QUE PUEDEN DAÑAR TU PIEL

El resurgimiento de productos artesanales en nuestra época, se ha dado por la necesidad legítima de regresar a los orígenes del cuidado personal, que en gran medida se dió por la desconfianza en el uso de productos tradicionales de grandes marcas de skincare que muchas veces nos mostraron su falta de integridad con el uso de ingredientes controvertidos, sobreprecios y formas inadecuadas de promover la belleza.  

Los productos artesanales llegaron para recordarnos que menos es más y a sentirnos mejor conectados con lo natural. ¿Pero realmente lo artesanal o natural es siempre más seguro y honesto? Aquí te presentamos algunos puntos que debes considerar:

1. Fórmulas empíricas: en este tipo de productos no siempre existe un buen conocimiento de formulación, lo cual puede traducirse en tener un producto final con un pH incorrecto, concentraciones inadecuadas de ingredientes que logran una efectividad limitada o nula en nuestra piel y, que en el peor de los casos, pueden sensibilizarla, mancharla o desequilibrarla. 

2. Ingredientes que pueden no ser seguros: solemos pensar que si el producto es artesanal, entonces es 100% natural y que lo natural siempre es seguro. En las fórmulas artesanales no podemos tener la certeza de la totalidad de los ingredientes usados, debido a que casi nunca se apegan a las normas de un etiquetado oficial.


Por otro lado, es muy fácil y barato conseguir ingredientes sintéticos como fragancias o modificadores de texturas que le dan una sensación aceptable al producto, pero que no es natural como creemos. 

Algunos ingredientes que se compran a precios baratos podrían estar contaminados con algunos metales como plomo o en casos lamentables con mercurio por su poder despigmentante. Algunos ingredientes naturales son igualmente usados de forma inadecuada, tal es el caso de ciertos aceites esenciales cítricos o extractos botánicos, que pueden sensibilizar, manchar y desequilibrar la piel. Los aceites de bergamota, por ejemplo, son vasodilatadores y pueden agravar problemas de sensibilidad, eczema o estimular el crecimiento de vello en la piel. 


3. Inocuidad y estabilidad: este tipo de productos no realizan estudios de inocuidad y estabilidad, es decir, que no cuentan con pruebas que nos aseguren que el producto esté libre de microorganismos que pueden hacernos daño, ni tampoco cuentan con estudios que aseguren un tiempo de vida real del producto.

Estas fórmulas tienden a desfasarse o echarse a perder más rápido de lo esperado y al no conocer si existen microorganismos patógenos, pueden llevarnos a desarrollar infecciones por hongos y hasta dermatitis en la piel.


3 RAZONES POR LAS QUE TUS PRODUCTOS NO FUNCIONAN

¿Te ha pasado que compras un producto que promete quitar las líneas de expresión, pero tú no notas ningún cambio?¿O aquel producto especial para piel grasa, pero al cabo de algunas semanas te salen más barros que nunca? Esto desgraciadamente es muy común y aquí te explicamos las razones:

 

1. Ingredientes

    Para tener la certeza de que un ingrediente es seguro y efectivo, debe contar con pruebas y certificados que lo avalen, sin embargo, existen rangos de efectividad, desde mínima aceptable hasta máxima en el menor tiempo posible. La pregunta sería: ¿qué tipo de ingredientes activos conforman tus productos? 

    1.1 Ingredientes de línea: estos suelen ser ingredientes muy fáciles de obtener y son muy baratos. Funcionan como elementos de soporte en las fórmulas, sin embargo, muchas formulaciones están hechas únicamente o en gran medida de estos ingredientes, tales como la vitamina E y aceites vegetales como el argán, la marula, la vitamina A y la elastina.

    Tip: una formulación que usa únicamente este tipo de ingredientes no merece un sobreprecio, son ingredientes baratos que pueden tener un desempeño aceptable, pero no espectacular.


    1.2 Ingredientes premium o creados específicamente para el fabricante: estos ingredientes son escasos y tienen métodos de obtención que muchas veces están patentados. Su mecanismo de acción en la piel es altamente innovador y notorio, ya que potencian ciertos atributos de interés para el uso en la piel.                                                                   
    Se obtienen a través de procesos biotecnológicos, síntesis verde en laboratorio o a partir de especies endémicas vegetales. Su precio puede llegar a ser 10 veces más caro que el precio de su línea similar de línea, pero su efectividad es mucho  mayor.

    Tip: algunos fabricantes sí usan este tipo de ingredientes y los presumen en su publicidad, pero los usan en concentraciones mínimas, incapaces de generar un cambio en tu piel y muchas veces el costo de estos productos es 400 veces más de su precio promedio.

    En Nuda Est amamos el uso de estos ingredientes premium e innovadores y los usamos en concentraciones adecuadas, dando un precio justo a cada formulación. 

     

    2. Concentraciones

      Imagina que estás preparando un litro de agua de limón con un solo limón. 

      ¿Crees que tendrás en un vaso el sabor y los beneficios de la vitamina C que aporta el limón? Simplemente no. 

      En los productos de cuidado de la piel, desgraciadamente pasa lo mismo, muchas veces un ingrediente activo premium es usado en pequeñísimas cantidades, dando un efecto nulo en la piel. El hecho de que ese ingrediente esté presente en el producto, es más por un tema de marketing que le permite al fabricante mencionarlo y elevar su precio. 

      Triste, sí. Estas prácticas son comunes en la industria tradicional del skin care.

      Cuando un producto no tiene las concentraciones adecuadas de ingredientes activos premium, muchas veces están diseñados con atributos que resultan agradables para el usuario como aromas y texturas dados por ingredientes más económicos, que crean un efecto “notorio” mientras lo estás usando, pero una vez que lavas tu rostro, el componente desaparece sin haber mejorado tu piel.

      Para que un producto realmente funcione no solo importan los ingredientes, también deben agregarse en  concentraciones, que se sabe de forma científica que tienen un efecto sobre la piel sin dañarla.

      3. pH

        Por naturaleza nuestra piel tiene un pH ligeramente ácido, el cual le permite defenderse de agresores externos. Los productos cosméticos deben cuidar niveles de pH específicos para cada formulación, de este modo, garantizan la compatibilidad del producto con la piel y crean un ambiente perfecto para mantener los ingredientes activos estables y funcionales. 

        Un ejemplo claro en términos de un pH mal usado son los jabones comunes, que suelen resecar la piel debido a que su pH es muy alcalino. Cuando lavas tu rostro no solo quitas la grasa que se encuentra en la superficie de la piel, sino que puedes estar desequilibrando su manto ácido creando un desequilibrio en la piel.

        Cuando el nivel de pH se establece de forma correcta en el producto de skin care, la piel se vuelve más saludable y los ingredientes funcionan mejor.


        CÓMO APLICAR TUS PRODUCTOS DE CUIDADO DE LA PIEL

        ¿Qué producto va primero y cuál va después? ¿El contorno de ojos también va en el párpado? Estas son algunas preguntas comunes a la hora de establecer una rutina de skin care.

        Una regla práctica de la aplicación es que siempre debes limpiar tu cara como paso 1; después aplicar los productos que tengan una menor cantidad de aceites o grasas , es decir, los productos más ligeros van primero y los productos más pesados van después. ¿Por qué? Los productos que tienen más aceites o grasas son productos que por su naturaleza no tienen una gran capacidad de penetrar en la piel, mientras que los sueros al ser más ligeros, sí. Es muy común que además en los sueros se concentre una mayor cantidad de ingredientes activos funcionales, así que si los usas al final de tu rutina, difícilmente van a penetrar en la piel.

        • Rutina general:

        Desmaquillante --> Limpieza -->  Toners o tónicos --> Sueros --> Crema humectante --> Bloqueador --> Maquillaje.

        • Rutina Nuda Est:

        Desmaquillante y limpieza:  Lucky or Wash, Puro Vera  

        Evita la oxidación de las células y la obstrucción de poros, aún con maquillaje residual con Lucky or Wash

         



        Reduce el exceso de sebo de tu piel
        con Puro Vera de Nuda Est


        Toners o tónicos: No son necesarios.

        Sueros:  Water Tank, Alltquimia, Thunder Look (en contorno de ojos, incluyendo párpado superior)

        Hidrata tu rostro con Water Tank




        Aporta hidratación profunda y máxima luminosidad a tu rostro con Alltquimia




        Consigue un efecto tensor y luminosidad visible en párpados con Thunder Look

         

         

        Cremas: Klart, Awaking Klotho, Peptide Cream 

        Elimina las manchas con Klart de Nuda Est

         



        Humecta y protege tu rostro con Awaking Klotho




        Humecta y cuida tu piel con Peptide Cream 



        Bloqueador: 3 blocks y bloqueador de sol.

        Protege tu piel de la luz de pantallas con 3 Blocks de Nuda Est


        Maquillaje: Supernova Dust. En este paso puedes también revolver tu maquillaje con Supernova Dust.

        Hidrata y previene los signos de la edad con Supernova Dust

         

         

        Obviamente no tienes que seguir todos los pasos con todos los productos para tener una rutina adecuada de cuidado de la piel, eso va a depender de tu tipo de piel y tus necesidades. Puede ser que una rutina de 3 pasos sea ideal para ti: limpieza, suero y bloqueador.

         

        Podría interesarte leer la experiencia de la Rutina Skincare de diferentes mujeres con cada tipo de piel: "4 Tipos de piel nos cuentan su experiencia con NudaEst"


        UNA PIEL SANA ES EL MEJOR MAQUILLAJE

        Una piel sana es aquella que se encuentra en equilibrio, está hidratada, se ve luminosa, es elástica y no tiene mayores cambios de tonalidad ni molestias significativas. 

        Eso no significa que una piel saludable esté libre de imperfecciones. La piel en realidad no es completamente lisa, pero sí tiene una apariencia fresca. Algunas veces creemos imposible poder llegar a ese estado, porque hemos vivido con algún desequilibrio en la piel. 

        Tener una piel sana es tal vez más fácil de lo que crees. Por eso, te recomendamos:

        • Identificar qué tipo de piel tienes.
        • Alejarte de rutinas complejas y el uso excesivo de ingredientes, ya que muchos de ellos pueden afectar tu piel.
        • Utilizar menos maquillaje y darle un respiro a tu piel. Los maquillajes pueden llegar a obstruir los poros y, al mismo tiempo, resecar tu piel y provocar un desequilibrio en la producción de grasa.
        • Evitar los toners a base de alcohol, fragancias y colorantes, pues pueden desequilibrar la barrera protectora de la piel.
        • Limpiar tu rostro 2 veces al día con productos que no resequen tu piel (aunque tengas piel grasa). Aléjate de los jabones comunes con un pH muy alcalino y con ingredientes como lauril sulfato de sodio. 
        • Hidratar y/o humectar tu piel 2 veces al día con sueros o cremas libres de aceites minerales, fragancias, colorantes y aceites esenciales por su efecto sensibilizante.
        • Proteger tu piel del sol, la contaminación ambiental y la luz azul. Te recomendamos 3 blocks de Nuda Est, el cual es único en su tipo.

        Observa tu piel todos los días y trata de entender qué necesita. Nadie mejor que tú puede sentir si está deshidratada, saludable o en desequilibrio. 


        Cuestiona las modas y las rutinas esclavizantes que nos hacen gastar mucho dinero. Es mejor tener pocos productos de gran calidad que muchos de integridad y efectividad dudosa. Así también le ayudas al medio ambiente con menos desechos. 


        ¿Buscas asesoría?, mándanos un Whatsapp haciendo clic en el ícono de nuestro sitio web.